Beneficios del vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana ha sido utilizado por nuestros antepasados para mejorar nuestra salud. Son muchos los usos que se le ha dado, incluso antes de la era de los antibióticos era utilizado como un antimicrobiano.

Desde entonces se ha especulado mucho acerca de su efectividad para mejorar distintos aspectos en la salud del humano.

Con el tiempo, el vinagre de sidra de manzana ha ganado protagonismo en el mundo científico y ha sido el centro de atención para muchos investigadores, así que se ha podido desmantelar algunos de sus beneficios.

Lo cierto es que el vinagre de sidra de manzana se ha hecho famoso por presentar beneficios para la pérdida de peso, pero ¿cómo es esto posible?

En estudios recientes se ha demostrado que el vinagre de sidra de manzana mejora la receptividad de la insulina por parte de los tejidos periféricos.

Es decir, los tejidos periféricos captan mejor los efectos de la insulina, cuyo efecto es el almacenamiento del exceso de glucosa en los tejidos periféricos, de esta manera disminuirá y regulará la glicemia.

En conclusión, disminuye la resistencia a la insulina, que es uno de los principales problemas que presentan las personas obesas.

Se ha probado la eficacia del vinagre de sidra de manzana en dosis bajas en el estudio Examination of the antiglycemic properties of vinegar in healthy adults. El cual dice que la ingesta de 10 gramos de vinagre de sidra de manzana es tan efectivo como consumir 20 gramos.

Además, la efectividad es mayor cuando se ingiere previo a la comida y no 5 horas antes.

Debido a esto, el vinagre de sidra de manzana ha adquirido fama entre el mundo de la diabetología, porque al mejorar la sensibilidad a la insulina en los tejidos periféricos y ser más potente cuando se consume antes de cada comida, mejora la glicemia postprandial después de una comida alta en carbohidratos.

Así que se ha comparado con la acarbosa y la metformina que son antihiperglicemiantes orales.

Por otro lado, se han realizado estudios en pacientes diabéticos tipo 2, a los cuales se les dio a tomar vinagre de sidra de manzana antes de dormir y progresivamente mejoraron su sensibilidad a la insulina y los niveles de glicemia se fueron normalizando. En especial la glicemia en ayuno luego de despertarse, la cual, en ocasiones, tiende a elevarse en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 controlada.

También se ha visto como la ingesta de vinagre de sidra de manzana mejora la saciedad, es decir, hace que la persona que lo consuma se sienta más saciado al momento de comer, esto provoca que disminuya la ingesta calórica diaria y por consecuente, mejora los niveles de glicema.

Ahora te preguntarás ¿Que tiene que ver todo esto con la obesidad?

Anteriormente, en nuestro artículo “Si comes regularmente frutas, conoce a la fructosa”  hablamos indirectamente de la teoría de la obesidad hormonal, la cual sugiere que la resistencia a la insulina, producto de la obesidad, es un círculo vicioso.

Mientras más resistencia a la insulina haya, más insulina se secreta, el problema es que esta insulina no ejercerá ningún efecto en el organismo porque este es resistente a ella.

Así pues, el aumento del consumo de carbohidratos aumentará los niveles de insulina y provocará aumento de peso, la obesidad conlleva a la resistencia a la insulina y está a su vez conlleva al hiperinsulinismo y la hiperglicemia que también favorece la obesidad… Un círculo vicioso.

Claro está que todo esto está estrechamente relacionado con el consumo de carbohidratos y fructosa, pero no tocaremos ese tema aquí ya que se explicó anteriormente en el artículo previamente mencionados.

Pero lo cierto es que si se mejora la sensibilidad a la insulina, se mejorará la hiperglicemia y el hiperinsulinismo y consecuentemente estaríamos previniendo enfermedades cardiovasculares, metabólicas, entre otras.

Además ¡Recuerda! Si mejoras la sensibilidad a la insulina, que es un factor predisponente a la obesidad, mejorarás la obesidad en sí.

Es por esta razón que nosotras en C Saludable, teniendo una doctrina “Low-Carb-High-Fat” o dieta “Cetogénica” para regular los niveles de insulina y nuestro metabolismo en general, para así mejorar nuestra salud y ganar longevidad, señalamos la importancia del consumo de vinagre de sidra de manzana como complemento para un estilo de vida más saludable.

Recomendando tomar 2 cucharaditas de vinagre diluido en agua (para tolerar su sabor) previo a cada comida principal.

¿Cómo funciona realmente el Vinagre de Sidra de Manzana?

Esto es un enigma aún, hay estudios que sugieren que debido a que el vinagre de sidra de manzana retarda el vaciado gástrico, disminuye la absorción intestinal de carbohidratos.

Otros especialistas sugieren que interfiere con la acción de los ácidos gástricos en los alimentos, interfiriendo con la degradación de glucosa por parte de la amilasa salival, y debido a esto tal vez es la razón por la cual el vinagre de sidra de manzana tiene su acción específicamente en los carbohidratos.

Sin embargo, estas son solo hipótesis y no ha sido demostrado a ciencia cierta.

Lo importante no es cómo funciona el vinagre de sidra de manzana sino cuales son sus efectos, y hoy por hoy se sabe que sus efectos aportan muchos beneficios para la salud humana.

¿Existe algún peligro al consumir Vinagre de Sidra de Manzana?

No se ha demostrado aún que tenga algún efecto negativo para quienes lo consumen, siempre y cuando se consuma con moderación, tal como debe ser con todos los alimentos.

¿Solo necesito consumir Vinagre de Sidra de manzana para bajar de eso?

Sabemos que esta es una pregunta que se te está pasando por la mente luego de terminar de leer este artículo y nuestra respuesta es: NO.

Ningún “plan para adelgazar” es unidireccional, y quien les diga lo contrario… bueno, solo aléjense de esa persona.

Todo plan para adelgazar tiene varias etapas y varios requisitos. Si, el tomar vinagre de sidra de manzana te ayudará no solo a adelgazar, sino a regular los niveles de insulina y mejorar la receptividad de esta a los tejidos periféricos. Con esto lograrás mejorar tu salud, lo cual debería ser tu principal objetivo.

Pero lo cierto es que necesitarás más que un par de cucharaditas al día de vinagre de sidra para llegar a tu meta más deseada “Tener un cuerpo envidiable”.

Así que necesitarás un plan de alimentación flexible pero específico, donde disfrutes de comer… pero SANAMENTE.

Además, es vital que MUEVAS TU CUERPO, porque ningún régimen saludable está completo sin un plan de entrenamiento.

Y si aún no sabes cuál plan de entrenamiento utilizar, no sabes por donde comenzar, sientes que te falta tiempo para hacerlo o simplemente no tienes el dinero “extra” para pagar un gimnasio. No te preocupes, hemos hecho “Si C Puede con C de Casa” para ti.

Este programa consta de un plan de entrenamiento intensivo EN CASA de 4 semanas, un plan de alimentación “Low-Carb-High-Fat”, y nuestra asesoría las 24 horas del día por esas 4 semanas (porque sabemos que necesitarás una mano amiga).

Sabemos que es lo que estás esperando, y estamos orgullosas de decir que es nuestra obra maestra, o al menos eso dicen nuestras clientas que han probado Si C Puede con C de Casa.